Bienvenidxs de nuevo! Hoy traemos un post hecho a medida para todas esas novias que están empezando a tomar algunas decisiones importantes sobre su atuendo para el gran día, más concretamente sobre el vestido, el peinado y el maquillaje. Nosotras siempre defendemos que es muy importante, por encima de todo, estar cómoda y ser una misma ese día, y para que esto sea posible, hay que elegir con cabeza a los profesionales que se encargaran de ello.  

Nadie te conoce más que tu misma, y este tipo de decisiones son muy personales. Sin embargo, es importante dejarse aconsejar por los profesionales de cada sector ya que ellos llevan mucho tiempo en el mundo y han visto pasar muchos casos distintos. Ellos saben qué te sienta mejor según tu tipo de cuerpo y se encargarán de que tus ideas se hagan realidad, incluso mejoradas.  

Así pues, es básico hacer una buena búsqueda de todos los proveedores de boda y sin olvidar aquellos que se encargarán de que estés aún más preciosa ese día. Y hablamos del maquillaje, el peinado y el vestido.  

En primer lugar, deberías empezar a buscar el vestido unos doce meses antes de la boda, siempre que sea posible y especialmente si quieres el vestido confeccionado desde cero. Si tienes pensado comprarlo en una tienda y hacer los típicos arreglos, los tiempos disminuyen pero te seguimos recomendando que lo busques con antelación ya que vas a tener que realizar diferentes pruebas igualmente. ¡Vale más prevenir que curar!  

Elige un vestido con el que te sientas bien de pie y sentada, que te sea cómodo al moverte y con el que te veas preciosa. A todas nos ha pasado alguna vez que al comprarnos un vestido nuevo, o incluso unos tejanos, nos sentimos muy bien y salimos a la calle con una energía diferente. Esta sensación es la que estamos buscando para este momento, algo que nos haga pensar “tiene que ser este”.  

Un atelier que nos gusta mucho a nosotras es Jenny Zegarra. Ahí encontrarás trato personalizado, un patronaje muy bien cuidado, asesoramiento en cuanto a tejidos y, lo más importante, que resultado final sea el que esperabas.  

Veneno en la Piel también es uno de nuestros partners recomendados. Un atelier donde prima la calidad y la elegancia en sus colecciones, que están diseñadas y confeccionadas íntegramente en Barcelona.  

En cuanto al peinado y el maquillaje más o menos lo mismo. Es importante, como os comentábamos antes, dejarse aconsejar por los profesionales ya que ellos te pueden aconsejar sobre aquello que te va a quedar mejor según tu tipo de cara y, muy importante, el peinado que va a conjuntar mejor con tu vestido. Por ejemplo, si una novia elige un vestido sin espalda, es recomendable que opte por un recogido que deje al descubierto la espalda para crear un efecto más impresionante.  

Imaging BCN

Otro paso muy importante es que, unos meses antes de la boda, realices una prueba de maquillaje y peinado para poder ver exactamente cómo estarás el gran día y para estar a tiempo de hacer cualquier cambio pactado con el profesional. Siempre recomendamos que la prueba coincida con una de las pruebas de vestido para poder ver el efecto completo y tener una mejor idea del atuendo final.  

Si tienes problemas encontrando al profesional perfecto para que se encargue de vuestro peinado y maquillaje, déjanos que te recomendemos al equipazo de Imaging BCN. Se dedican a la belleza de la Novia y sus invitadas (maquillaje, peinados, manicura, etc) a domicilio. Se encargarán de crear un oasis para que los momentos previos a la boda sean una experiencia inolvidable.  

Imaging BCN

Otra recomendación que no podía faltar es la de Ruth, la persona y creadora detrás de El Baúl de Ruth. Maquilladora y hair artist con una trayectoria de más de diez años de experiencia en el sector. Si tu boda está a la vuelta de la esquina y quieres brillar con luz propia, esta profesional se encargará de dar con el look que mejor encaje contigo.  

Hasta aquí nuestro post de hoy, esperamos haber sido de ayuda y haber podido resolver alguna que otra duda. ¿Qué consejos añadiríais?, ¡Os leemos!  

The Wedding Market.  

SHARE